Estrategias para un buen manejo de sucursales

Manejar una sola tienda es relativamente fácil para el dueño del negocio, una vez que ya se tiene un sistema y una rutina de trabajo. Monitorear la actividad de la tienda, los empleados, clientes e inventarios es pesado, pero no imposible.

Sin embargo, hablar de más de una tienda hace que la dificultad crezca de manera exponencial. El flujo de información y operaciones se hace mucho más grande y bajar el rendimiento no es una opción viable. Para ello, te ofrecemos las siguientes estrategias para un buen manejo de sucursales:

 

  1. Opera tu negocio desde la nube

Migra tus sistemas localizados a un software que utilice internet para intercambio de datos, de esta manera puedes mantener información actualizada y en tiempo real sobre las operaciones de tu red. Chequeo de inventarios, monitoreo de ventas, información sobre clientes, estandarización de procesos, entre otras áreas críticas para ti se volverán accesibles para ti en cualquier momento y lugar.

 

  1. Estandariza procesos de operación

Es recomendable que la experiencia de tus clientes sea uniforme sin importar qué sucursal visiten. Mantén la consistencia en tus políticas generales, procesos de devoluciones o cambios, trato con el cliente y demás prácticas que formen parte de tu experiencia. La idea es que tu organización tenga la misma calidad en cada uno de sus puntos de venta.

 

  1. Mantén comunicación constante con tus sucursales

Programa juntas semanales con los gerentes de tus sucursales para compartir actualizaciones de cada tienda, así como retroalimentarse y establecer metas o soluciones. Se recomienda calendarizar dichas reuniones, tanto en fecha como contenido, para cubrir lo más posible en ellas y eficientar tiempos.

 

  1. Pide a un tercero que evalúe tus tiendas

Una de las maneras más efectivas de recabar información objetiva sobre tu negocio es pedirle a un comprador incógnito que visite tus tiendas y evalúe la calidad del servicio, la experiencia de compra y si es la misma en todas ellas.

 

  1. Genera colaboración

Pídele a empleados de diferentes sucursales que compartan sus casos y anécdotas de éxito, así como ideas de innovación para toda la compañía. La experiencia de venta puede cambiar mucho de punto a punto y esta información puede impulsar al negocio de maneras inesperadas. Para ello puedes organizar sesiones de entrenamiento anuales o semestrales, así como temporadas de colaboración entre tiendas.

 

Conclusión

Cada que un negocio se expande trae mayores retos para todos los niveles de operación. Apaláncate de estas estrategias para mantener un control más estable y fomentar un crecimiento en conjunto de toda la red. Enfócate en centralizar información y compartirla cuando sea conveniente y para la mejora de tus tiendas.